Organización de la lista de compra

VN:F [1.9.22_1171]
Votaciones: 0.0/5 (0 votos)

Ni hambre ni sobras

La capacidad de estiba de un velero a tope de tripulación es limitada, sobre todo la nevera. Ademas, si el barco es alquilado, al final hay que cargar con toda la comida y bebida que sobró. Conseguir que ni sobre ni falte requiere un mínimo de organización.

carro_lleno_hipermercadoÉstos son los pasos que sigo para hacer bien compra. Pero antes de nada quisiera recordar cual es el estilo de vida a bordo que suelo hacer:

  • Salvo que haya travesía (Baleares p. ej.)  pasamos las noches fondeados en una cala o bien en puerto.
  • Hacemos la mayoría de las comidas, desayunos, etc. a bordo.
  • Todos los días se desayuna más o menos lo mismo
  • La comida a medio día es muy sencilla: Ensaladas, bocadillos.
  • La comida importante es la cena
  • Algún día que otro cenamos o comemos en tierra.

Con éstas premisas, éstos son los pasos que recomiendo dar para hacer una buena compra. (yo lo organizo así cuando soy el patrón).  Nota: En ésta página explico cómo calcular las cantidades.

    1. Decidir cuantas cenas/comidas se van a hacer a bordo y cuantas fuera.
      • Ej. Navegada de 10 días y una tripulación de 6 personas. Si cada uno es chef un día (y pinche otro) quedan 4 noches libres para cenar fuera.
    2. Pedir a cada tripulante que proponga su menú.
      • Se trata de evitar repetir platos
    3. Cuando todos los menús encajan, cada chef tiene que hacer su lista de compra específica.
      • Todas las recetas de éste blog indican para cuantos comensales son los ingredientes. Típicamente para cuatro personas. Basta con multiplicar para ajustarse a la tripulación.
    4. Preparar la lista de compra de los productos para desayunos, comidas y la bebida.
      • La lista del desayuno suele ser sencilla, porque aunque cada cual tiene su forma preferida de desayunar  (Café o Te, tostadas o bollos, Zumo, yoghurt …), pero como se repite todos los días, basta con comprar  para satisfacer a todos. Además, casi nada requiere preparación, aparte tostar pan, hacer café, hervir agua y calentar leche. El resto se resuelve poniendo encima de la mesa todos los productos, yogures, mermeladas, bollería, embutidos, zumos…
      • La lista para las comidas es mucho más fácil: Embutidos, quesos, verduras para ensalada,
    5. Calcular las cantidades. En ésta página explico cual es la dieta ideal a bordo y las cantidades optimas de verduras, carne/pescado, almidones (pan, arroz, …) de la dieta a bordo.
      •  Lo más sencillo para calcular las cantidades es partir de una lista con muchas millas a cuestas. Al final de éste artículo encontrarás más de un ejemplo de lista de compra.
    6. Añadir la compra de las cenas de los chef
      • En la compra inicial sólo se incluyen los productos perecederos para las 2/3 primeras cenas. La nevera es pequeña.
      • Sumar a ésta lista los productos no perecederos que necesitan para todas las cenas.
      • En los productos que se venden empaquetados hay que redondear al alza.
    7. Caprichos y manías.- Al igual que comentaba para el desayuno, cada cual tiene sus preferencias y cosas que odia. Si todo el mundo saca a relucir todos, la cosa puede desmadrarse, pero hay una solución sencilla: “Un capricho y una manía”
        • Lo que hago siempre es que pido a cada cual que indique un capricho (Chocolate de tal tipo, banderillas, etc. ) y algo que no le gusta nada. Yo p. ej. odio el coco confitado en los postres.
        • Los chefs tendrán eso en cuenta para evitarlo o al menos, servir de forma separada ese componente.
    8. Comprobar que el total de comida y bebida encaja con el total necesario para la tripulación y días de navegación.
      • Metodo simplificado:  Cada tripulante come  2 kg y bebe 1,5 li por día. Basta multiplicar el nº de tripulantes y el nº de días para los que se hace compra.
      • No hay que olvidar que no se compran cenas para todos los días. La cena pesa aprox 0,8kg por tripulante.

Todo ésto no quiere decir que la navegación tenga que venir condicionada por el plan de comidas. Hay que adaptarse a las condiciones de navegación, un día puede complicarse la cosa y llegas a puerto a las mil de la noche, etc. Mi experiencia es que el plan siempre se cambia, pero sólo un poco. Digamos que el 80% se cumple.  Cualquier plan puede ser cambiado, pero para cambiar un plan, hay que tener uno.

2 comments for “Organización de la lista de compra

  1. Sandra
    26 Enero, 2014 a las 18:04

    Hola me ha gustado mucho tu blog. Seguro que en nuestra travesía gracias a ti el capi no se quejará.

    Intente entrar aquí: En ésta página explico cómo calcular las cantidades. pero no se encuentra la página. No sé si es demasiado pedir, pero podrías volver a activarla.

    Muchas gracias y enhorabuena por tu magnifico blog
    Sandra

    • jastray
      28 Enero, 2014 a las 9:12

      Hola Sandra,

      Efectivamente, la parte del “Curso” está incompleta como has podido comprobar. Completaré esa página lo más pronto posible y te avisaré al email con que te has registrado.

      Me alegra que te guste y sobre todo, espero que tu capi tome nota y sobre todo lo generalice al resto de la tripu 🙂

      En la mayoría de los libros de cocina náutica que he visto (son pocos) suelen recomendar “Liar a alguien que sepa cocinar para que se haga cargo, liberarle de otras tareas”. Yo, como suelo ser el patrón, no puedo “liberarme” y mi experiencia me ha mostrado que es mucho mejor para todos que cada cual prepare algo esmerandose en la medida de sus posibilidades. Con cariño cualquiera puede dejar encantados a sus compañeros y el resultado en la convivencia a bordo es espectacular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *